crecimiento-del-cabello

Tu cuerpo requiere proteínas, complejos, vitaminas y minerales para que te crezca un fuerte y brillante cabello. La nutrición inadecuada, dieta extrema o enfermedades pueden resultar en caída de cabello. Tu cuerpo prioriza nutrientes para los órganos vitales y sistemas que reciben vitaminas y minerales primero, y los folículos capilares y uñas de los dedos reciben los nutrientes que sobran. Comer una dieta balanceada en ácidos grasos omega-3, vitamina A, B y C, y hierro te ayudará a crecer tu cabello.

Frutas cítricas.
Las frutas cítricas contienen inositol, un tipo de azúcar relativo a la glucosa, también conocido como vitamina Bh. El inositol no sólo baja el colesterol y ayuda a tu cuerpo a adelgazar sino que también para la debilidad del cabello y lo protege contra la caída.

Jugo de cereza
El jugo de cereza es una fuente rica de hierro. La anemia es una frecuente causa de caída de cabello, por eso si te aseguras de que tu dieta tenga la cantidad adecuada de hierro prevendrás la anemia. Los vegetales de hojas verde oscuras, dátiles, pasas y frutas secas son también una fuente de hierro alta.

Berries
Las moras (blueberries), frambuesas (raspberries) y arándanos (cranberries) contienen antioxidantes poderosos que promueven el crecimiento capilar aumentando la circulación en el cuero cabelludo. La pigmentación oscura en estos alimentos viene de bioflavonoides, ricos en vitamina C.

Recuerda mantener una buena alimentación en tu vida diaria es consecuencia de un buen resultado en tu cuerpo, no solo tu cabello también puedes notar cambios en tus piernas, piel, manos, entre otras partes; las frutas te dan vida , te dan salud.