variedades-de-manzana

La manzana es una de las frutas preferida para la salud. Se dice que para mantener al doctor lejos debemos comer una manzana diaria.

Propiedades de la manzana en el estómago:

Contiene una sustancia llamada sorbitol que ayuda a prácticamente todos los problemas de intestinos.

Antidiarreíca: ayuda a combatir diarrea.

Laxante suave: Su alto contenido en pectinas hace de la manzana un excelente regulador del aparato del intestino, por lo que frena la diarrea de forma natural y ayuda a movilizar intestinos perezosos si así lo requiere el estómago.

Diurética y depurativa: ayuda a favorecer la eliminación de líquidos corporales por lo que ayuda a que los tóxicos fluyan del estómago y los intestinos, además de ayudar a depurarlos. Rica en fibra, la cual remueve toxinas, grasa y residuos venenosos de estómago e intestino.

Tiene propiedades antiácidas: tiene contenido en pectinas que en combinación con e la glicina, resultan ser un eficaz antiácido natural, una forma muy natural y adecuada para combatir acidez estomacal, evitando el uso de antiácidos químicos tan nocivos para el estómago.

Sedante: la manzana tiene un alto contenido en fósforo el cual quita el estrés al estómago y al sistema nervioso, provocando una asimilación de nutrientes y eliminación de tóxicos mucho mejor.

Digestiva: uno de los mejores remedios para que el estómago tenga una buena digestión es comerse una manzana veinte minutos después de comer o una hora después.

 

Tiene propiedades anti-inflamatoria del aparato digestivo: por lo que desinflama vientre y combate gastritis, colitis y ayuda a sanar divertículos.

Infusión de Manzana para curar gastritis, colitis, inflamación del vientre.

Necesitas:

•Una manzana cruda, pelada y cortada en pedazos pequeños.

•El jugo de un limón

•Flor de manzanilla, una cucharada.

Hierve todo en dos tazas de agua durante 10 minutos y luego apaga el fuego y machaca bien la manzana. Deja reposar unos minutos y cuela. Bebe un litro de esta agua al día. Si deseas curar gastritis, debes eliminar de tu dieta toda la comida chatarra o procesada.